+57 316 5592036 | +34 661657352
18 Sep 2015

Estudio comparativo de dos técnicas de infiltración miofascial en puntos gatillo: punción seca e inyección de anestésico local

En el siguiente estudio se realizó la comparación de 2 técnicas para tratar los puntos gatillos de dolor miofascial: punción seca (PS) e infiltración de anestésico local (IAL)
El dolor miofascial (DMF) es una delas causas más frecuentes de dolor musculoesquelético.
Se ha estimado que está presente en el 9 % de las consultas de Atención Primaria y hasta en el 87 % de una consulta especializada en dolor. Su diagnóstico está basado en la existencia de puntos gatillo (PG) en el espesor del músculo. Los PG son nódulos palpables e hiperirritables, que producen un patrón específico de dolor referido cuando son estimulados. La teoría actual sostiene que el PG se produce por un exceso en la liberación de acetilcolina en la placa motora, que provoca una contracción mantenida de los sarcómeros. Ésta se asocia a un aumento de la demanda metabólica y una isquemia relativa, que origina una crisis de energía local.

Finalmente, se produce una liberación de aminas sensibilizantes (especialmente la sustancia) y una estimulación de los nociceptores musculares con producción de dolor local y referido a través de circuitos medulares.

Se han desarrollado diversos tratamientos miofasciales, cuyo objetivo es la inactivación de los PG, el estiramiento del músculo afecto y el consecuente alivio del dolor. Las técnicas más utilizadas son: ultrasonido, masaje de deslizamiento profundo, parches anestésicos y compresión e infiltraciones. Dos de los procedimientos infiltrativos más recomendados son la inyección de anestésico local (IAL) y la punción seca (PS) o dry needling

Material y método:

Se presento un estudio observacional de casos y controles, se incluyeron 24 pacientes con DMF, 15 tratados con PS y 9 con IAL.

Variables estudiadas:

  • Dolor: mediante la escala analógica visual (EAV), en reposo y en esfuerzo
  • Umbraldoloroso mediante el algómetro de presión.
  • EAV durante la técnica y a los 20 minutos.

Resultados:

Todos los pacientes tratados mejoraron sus parámetros de dolor en reposo y al esfuerzo

(p<0,01). No hubo diferencias significativas entre ambas técnicas en cuanto a la mejora de la EAV. La EAV en reposo mejoró un porcentaje medio del 35 %, y un 33 % el de esfuerzo.

La mejora del umbral de dolor fue mayor en los pacientes tratados con PS (p=0,04). No hubo diferencia en las molestias sentidas durante la terapia, ni en el efecto inmediato del tratamiento.

Conclusión:

Tanto la PS como la IAL son efectivas en la inactivación del PG, con efecto analgésico semejante. Sin embargo hay una cierta tendencia de la punción seca a mejorar más el umbral doloroso, hecho que sugiere mayor capacidad de inactivación delPG. Se concluye así que ambas técnicas pueden utilizarse para el alivio del dolor en aquellos pacientes diagnosticados de DM.

  1. GARCÍA-FRANCO, J.M. CLIMENT-BARBERÁ, V. MARIMÓN-HOYOS,A.M. GARRIDO-ARREDONDO, G. PASTOR-SAURA Y C. LÓPEZ-GARCÍA

Hospital General Universitario de Alicante. Alicante. España

Leave a Reply